Schedule Now Pay Bill
be_ixf;ym_202405 d_19; ct_50

Embarazo molar

Esta complicación del embarazo poco frecuente requiere tratamiento temprano. Infórmate más sobre el diagnóstico y tratamiento de este tipo de pérdida del embarazo.

Perspectiva general

Un embarazo molar es una complicación poco frecuente del embarazo caracterizada por la multiplicación anormal de células llamadas trofoblastos. Estas células se suelen convertir en el órgano que alimenta al feto en desarrollo, es decir, la placenta.

Hay dos tipos de embarazos molares: el embarazo molar completo y el embarazo molar parcial. En el embarazo molar completo, el tejido de la placenta se hincha y parece formar quistes llenos de líquido. No hay feto.

En el embarazo molar parcial, la placenta puede tener tejido normal y anormal. Puede haber un feto, pero no puede sobrevivir porque, generalmente, se produce un aborto espontáneo al principio del embarazo.

Un embarazo molar puede tener complicaciones graves, entre ellas, una forma de cáncer poco frecuente, y requiere tratamiento temprano.

Síntomas

Embarazo molar

En un embarazo molar, la placenta no se forma de manera normal y puede parecer una masa de quistes. El feto no se forma o no se forma de la manera habitual y no puede sobrevivir.

Un embarazo molar puede parecer un embarazo normal al principio, pero la mayoría provoca síntomas como los siguientes:

  • Sangrado vaginal de color rojo brillante o marrón oscuro durante los primeros tres meses
  • Náuseas y vómitos intensos
  • En ocasiones, expulsión de quistes con forma de uva por la vagina
  • Presión o dolor pélvico

Debido a que existen formas más eficaces de identificar un embarazo molar, la mayoría se detectan en el primer trimestre. Si no se detecta durante los primeros tres meses, estos pueden ser los síntomas de un embarazo molar:

  • Útero de crecimiento rápido y de un tamaño demasiado grande durante los primeros meses de embarazo
  • Preeclampsia, una afección que provoca presión arterial alta y la presencia de proteína en la orina, antes de las 20 semanas de embarazo
  • Quistes ováricos
  • Tiroides hiperactiva, también conocida como hipertiroidismo

Causas

La causa del embarazo molar es la fecundación de un óvulo de manera atípica. Por lo general, las células humanas contienen 23 pares de cromosomas. En la fecundación normal, un cromosoma de cada par proviene del padre y el otro, de la madre.

En un embarazo molar completo, uno o dos espermatozoides fecundan un óvulo. Los cromosomas que provienen del óvulo de la madre no están presentes o no funcionan, por lo que se duplican los cromosomas que provienen del padre. Ninguno de los cromosomas proviene de la madre.

En un embarazo molar parcial o incompleto, los cromosomas de la madre están presentes, y el padre provee dos grupos de cromosomas. Por lo tanto, el embrión tiene 69 cromosomas en lugar de 46. Esto suele ocurrir cuando dos espermatozoides fecundan un óvulo, lo que da como resultado una copia adicional de los genes del padre.

Factores de riesgo

Los factores que pueden contribuir a un embarazo molar incluyen los siguientes:

  • Embarazo molar anterior. Si has tenido un embarazo molar, eres más propensa a tener otro. La repetición de un embarazo molar ocurre, en promedio, en 1 de cada 100 personas.
  • Edad de la madre. Un embarazo molar es más probable en personas mayores de 43 años o menores de 15 años.

Complicaciones

Después de la extracción de la mola, podrían quedar restos de tejido molar que continúen creciendo. Esto se llama neoplasia trofoblástica gestacional persistente. La neoplasia trofoblástica gestacional es más frecuente en embarazos molares completos que en embarazos molares parciales.

Uno de los signos de la neoplasia trofoblástica gestacional persistente es un alto nivel de gonadotropina coriónica humana, una hormona del embarazo, después de la extracción de la mola. En algunos casos, la mola que causa el embarazo molar penetra en lo profundo de la capa intermedia de la pared uterina. Esto provoca sangrado de la vagina.

Generalmente, la neoplasia trofoblástica gestacional persistente se trata con quimioterapia. Otro tratamiento posible es la extirpación del útero, también denominada histerectomía.

En raras ocasiones, se presenta una forma cancerosa de la neoplasia trofoblástica gestacional conocida como coriocarcinoma, que se disemina a otros órganos. Por lo general, el coriocarcinoma se trata con éxito con quimioterapia. Esta complicación es más probable en un embarazo molar completo que un embarazo molar parcial.

Prevención

Si tuviste un embarazo molar, antes de intentar otro embarazo habla con el proveedor de atención médica que te atenderá. Es recomendable que esperes entre seis meses y un año. Si bien el riesgo de volver a tener un embarazo molar es bajo, aumenta luego de haber tenido uno.

En los embarazos posteriores, es posible que el proveedor de atención médica haga ecografías antes de lo previsto para controlar tu estado y asegurarse de que el bebé se esté desarrollando.

Diagnóstico

Cómo se realiza una ecografía transvaginal

Durante una ecografía transvaginal, te acuestas en una camilla de exploración mientras un médico o un técnico médico introduce dentro de la vagina un dispositivo con forma de varilla (transductor). Las ondas sonoras del transductor crean imágenes del útero, los ovarios y las trompas de Falopio.

Es probable que un proveedor de atención médica que sospecha sobre un embarazo molar indique análisis de sangre y una ecografía. En la ecografía que se hace en las primeras semanas de embarazo, puede usarse un dispositivo en forma de varilla que se coloca en la vagina.

A partir de las ocho o nueve semanas de embarazo, una ecografía de un embarazo molar completo puede revelar lo siguiente:

  • Ausencia de embrión o feto
  • Ausencia de líquido amniótico
  • Placenta gruesa y con quistes que ocupa el útero casi por completo
  • Quistes ováricos

Una ecografía de un embarazo molar parcial puede revelar lo siguiente:

  • Feto más pequeño de lo esperado
  • Bajo nivel de líquido amniótico
  • Placenta que se ve inusual

Luego de detectar un embarazo molar, el proveedor de atención médica podría comprobar si existen otros problemas médicos, como los siguientes:

  • Preeclampsia
  • Hipertiroidismo
  • Anemia

Tratamiento

El embarazo molar se debe interrumpir. Para prevenir complicaciones, se debe extirpar el tejido afectado de la placenta. El tratamiento generalmente consiste en uno o más de los siguientes pasos:

  • Dilatación y curetaje. Mediante este procedimiento se extirpa el tejido molar del útero. Te recuestas boca arriba en una camilla, con las piernas en los estribos. Te administran medicamentos para anestesiarte o dormirte.

    Luego de abrir el cuello del útero, el proveedor de atención médica retira el tejido uterino con un dispositivo de succión. El procedimiento de dilatación y curetaje de un embarazo molar se hace en el hospital o en un centro para cirugías.

  • Extirpación del útero. Este es un procedimiento poco frecuente que se hace si hay un mayor riesgo de desarrollar neoplasia trofoblástica gestacional y no deseas quedar embarazada en el futuro.
  • Control de la gonadotropina coriónica humana. Después de retirar el tejido molar, el proveedor de atención médica continuará midiendo el nivel de gonadotropina coriónica humana hasta que disminuya. Un nivel elevado continuo de gonadotropina coriónica humana en la sangre puede requerir más tratamiento.

  • Luego de completar el tratamiento para el embarazo molar, es posible que el proveedor de atención médica controle el nivel de gonadotropina coriónica humana durante seis meses para asegurarse de que no quede ningún resto de tejido molar. Para las personas con neoplasia trofoblástica gestacional, los niveles de gonadotropina coriónica humana se controlan durante un año después de completar la quimioterapia.

    Debido a que los niveles de gonadotropina coriónica humana también aumentan durante un embarazo normal, el proveedor de atención médica podría recomendar esperar de seis a doce meses antes de volver a intentar quedar embarazada. El proveedor de atención médica puede recomendar un método anticonceptivo seguro durante este tiempo.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Perder un embarazo puede ser una situación muy difícil. Date tiempo para el duelo. Habla sobre tus sentimientos y permítete sentirlos por completo. Recurre a tu pareja, familia o amigos para buscar apoyo. Si tienes problemas para controlar tus emociones, habla con el proveedor de atención médica que atiende tu embarazo o con un consejero.

Preparación antes de la cita

Probablemente consultes primero con el proveedor de atención médica de la familia o el proveedor de atención médica durante el embarazo. A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la cita médica.

Qué puedes hacer

Si es posible, pídele a un amigo o familiar que te acompañe a la cita médica. Estar acompañado puede ayudarte a recordar la información que recibas. Haz una lista de lo siguiente:

  • Síntomas, incluso cuándo comenzaron y cómo han cambiado con el tiempo.
  • Fecha del último período menstrual, si la recuerdas.
  • Información personal más importante, incluso otras enfermedades que tengas.
  • Todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomas, incluso las dosis.
  • Preguntas para hacerle al proveedor de atención médica.

En el caso del embarazo molar, algunas preguntas incluyen las siguientes:

  • ¿Cuál puede ser la causa de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Qué tratamiento me recomienda?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿A qué síntomas de emergencia debo prestar atención en casa?
  • ¿Cuáles son las posibilidades de tener un bebé en el futuro?
  • ¿Cuánto debo esperar antes de intentar quedar embarazada de nuevo?
  • ¿Mi afección aumenta el riesgo de desarrollar cáncer en el futuro?
  • ¿Tiene algunos folletos o material impreso que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas que tengas.

Qué esperar del médico

El proveedor de atención médica podría hacerte preguntas como estas:

  • ¿Los síntomas han sido constantes u ocasionales?
  • ¿Sientes dolor?
  • En comparación con los días de flujo menstrual más abundante, ¿tienes más sangrado, menos sangrado o aproximadamente la misma cantidad? ¿Has expulsado algún quiste con forma de uva por la vagina?
  • ¿Has sentido aturdimiento o mareos?
  • ¿Has tenido un embarazo molar en el pasado?
  • ¿Planeas quedar embarazada en el futuro?
Last Updated: February 8th, 2023